Cómo montar una clínica veterinaria

A continuación os dejamos un resumen del cuaderno editado por la Comunidad de Madrid en el que se habla específicamente de cómo montar una clínica veterinaria y sobre cómo realizar los trámites de licencias de actividad, etc.

COSAS QUE DEBES SABER SI QUIERES MONTAR UNA CLÍNICA VETERINARIA
¿Qué es una clínica veterinaria?
Una clínica veterinaria es aquel centro en el que profesionales especializados se ocupan de las enfermedades y su prevención, del manejo, conducta, nutrición, selección genética, medicina preventiva y curativa, identificación y peritaje de los perros, gatos y de otros animales de compañía.

Existen diferentes tipos de centros veterinarios, cuya clasificación está en función de las actividades que en ellos se desarrollan:
 Consultorio veterinario
 Clínica veterinaria
 Hospital veterinario
 Hospital veterinario universitario
 Centros habilitados temporalmente por la administración

En las siguientes páginas encontrarás información detallada sobre las características y requisitos específicos de cada uno de estos centros.

Licencias de apertura, actividad y funcionamiento
Antes del comienzo de tu actividad, deberás tramitar, como titular de la actividad y en el Ayuntamiento correspondiente al municipio en el que quieres instalar tu clínica veterinaria, la correspondiente licencia de actividad y, en su caso, de apertura y funcionamiento.

Por lo que se refiere a la Licencia de Apertura y Funcionamiento, ésta tiene por objeto autorizar la puesta en uso de los edificios, locales o instalaciones, previa constatación de que cumplen las condiciones de la Licencia de Actividades y de que se encuentran debidamente terminados y aptos, según las condiciones urbanísticas, ambientales y de seguridad de su destino específico.

Una vez obtenidas estas licencias, y también con carácter previo al inicio de la actividad de tu clínica veterinaria, debes inscribir tu centro, así como a los veterinarios adscritos al mismo, en el Registro de Centros y Profesionales Veterinarios.

La solicitud de inscripción del centro se realizará por escrito mediante instancia normalizada y en ella se aportarán los datos y documentos siguientes:

 Fecha de solicitud de inscripción en el registro.
 Solicitud de denominación de centro de trabajo y clasificación que se pretende.
 Plano del local y distribución, instalaciones y mobiliario.
 Servicios prestados (urgencias, 24 horas, atención a domicilio, ambulancia, etc.)
 Dirección, teléfono y horario de funcionamiento.
 Licencias y autorizaciones administrativas pertinentes.
 Fotocopia del IAE o impuesto equivalente.
 Titular o titulares del centro.
 Nombre y número de colegiado del director técnico, nombramiento y aceptación del cargo y relación contractual del mismo.
 Nombre y número de colegiado de los veterinarios adscritos al centro, y relación contractual de los mismos.
 Firma del propietario y del director facultativo afirmando que conocen el Reglamento y el Código Deontológico de la profesión veterinaria.

Todos los centros deben exhibir la citada autorización en lugar claramente visible, preferiblemente en un lateral de la puerta de acceso o en la puerta de acceso al local.
Como titular del centro deberás comunicar al Colegio de Veterinarios todas las modificaciones que se produzcan sobre las condiciones iniciales de tu autorización (altas y bajas de los veterinarios, traspasos, supresión o incorporación de servicios, etc.).
No debes olvidar que los profesionales veterinarios adscritos a tu centro deben estar inscritos previamente en el Registro de Centros y Profesionales Veterinarios para poder ejercer su actividad profesional en el mismo. Por otro lado, si bien existe la posibilidad de incorporar a estudiantes de veterinaria en la clínica para la realización de prácticas, éstos deberán registrarse
en el Colegio de Veterinarios como tales.
Si tienes previsto incorporar a tu clínica veterinaria la venta de animales, también deberás darte de alta en el Registro de Actividades Económico-Pecuarias de la Comunidad de Madrid en la categoría de núcleo zoológico.

 

Requisitos mínimos y características específicas de los centros veterinarios

Los requisitos materiales mínimos con los que debe cumplir un centro veterinario están en función del tipo de centro del que se trate y de las actividades que en él se desarrollan.

Consultorio veterinario
Se trata de un centro dedicado exclusivamente al ejercicio veterinario y ha de contar, como mínimo, con:
 Acceso independiente.
 Una sala de recepción o espera.
 Una sala para consulta y pequeñas intervenciones médico-quirúrgicas que incluirá, al menos, una mesa de exploración con la iluminación adecuada y dotación de agua fría y caliente. Esta sala será independiente de la sala de espera.
 Materiales médico-quirúrgicos e instalaciones necesarias para las actividades que se realicen.
 Un lector homologado de microchips.

Clínica veterinaria
Es el conjunto de dependencias que comprenden las descritas para el consultorio veterinario, además de:
 Un quirófano independiente de cualquier otra dependencia, con medios de reanimación y gases medicinales.
 Existencia de equipos de esterilización para el instrumental y material quirúrgico.
 Instalación de radiodiagnóstico de acuerdo con la normativa vigente.
 Laboratorio que incluya microscopio y medios para análisis bioquímicos y hematológicos (estos han de se propios si anuncia urgencias y/o servicio de 24 horas; en caso contrario, pueden ser concertados).

Hospital veterinario
Es el centro que, además de contar con las condiciones requeridas para la clínica veterinaria, está dotado de:
 Al menos dos salas de consulta con capacidad para funcionar de manera simultánea.
 Una sala de laboratorio.
 Una sala de instalación radiológica.
 Una sala con equipo de esterilización.
 Una sala de aislamiento con un mínimo de dos jaulas.
 Una sala de prequirófano.
 Una sala de hospitalización con un mínimo de 6 jaulas. En el caso de hospitalización de animales exóticos, contará con un terrario y con un aviario en condiciones.
 Una sala para uso del personal.
 Equipamiento mínimo de ecógrafo y electro.
 Un mínimo de cuatro veterinarios dedicados a tiempo completo en las debidas condiciones contractuales.
 Un servicio continuado de asistencia (24 horas), en especial a los animales hospitalizados, por un veterinario presente en el hospital.
En el caso del hospital veterinario universitario, éste tendrá las mismas condiciones requeridas para el hospital veterinario,
pero sus funciones serán asistenciales (como centro de referencia), docentes e investigadoras.

Contacte con nosotros para la realización del proyecto y tramitación de su licencia de apertura. Presupuestos sin compromiso.

Teléfono / WhatsApp: 655-03-44-55
Web: www.madridlicencias.com
E-mail: info@madridlicencias.com

Cómo montar una clínica veterinaria
5 con 3 voto[s]

Noticias relacionadas

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.