¿Cómo Tramitar una Licencia de Actividad para una Nave Industrial?

LICENCIA DE ACTIVIDAD Y APERTURA PARA NAVE INDUSTRIAL Y ALMACÉN MADRID

Licencia Actividad nave industrial 1

Dado que los negocios de fabricación, transformación, taller o almacén, necesitan un inmueble para poder llevar a cabo sus actividades, es muy habitual preguntarse: ¿Qué se necesita para obtener la licencia de actividad de una nave industrial?

Para conseguir la licencia de apertura de una nave industrial (o almacén) hay que solicitarla en el Ayuntamiento en el que esté ubicado la nave industrial.

Si la nave industrial se está situada en un polígono industrial, hay que informarse previamente de la Normativa que afecta al Polígono para verificar las actividades permitidas.

Una vez que el Ayuntamiento confirme la viabilidad de obtener la licencia de apertura de la nave industrial, hay que iniciar el proyecto con la ayuda de un especialista que elabore la documentación precisa.

Licencia Actividad nave industrial 4

Dicho especialista le asesorará en este tipo de Licencia de Apertura de Actividad para naves industriales, almacenes y talleres entre otros, los siguientes apartados:

Más info.

Cuarto de basuras y almacén, ¿son obligatorios?

Según la Ordenanza municipal de de Protección de la Salubridad Pública, sólo para algunos tipos de actividades (bares, cafeterías, restaurantes…) es obligatorio disponer de un cuarto de basuras y almacén (para aquellas actividades en las que se manipulen o elaboren alimentos), lo vemos en detalle:

cuarto de basuras

ALMACEN:

Artículo 19. Dependencias
Almacén de alimentos aislado de otras dependencias ajenas a sus cometidos específicos y de uso exclusivo, teniendo igualmente la consideración de almacén, las cámaras frigoríficas y congeladoras y armarios o estanterías.

Como veis, la Ordenanza permite prescindir del almacén si se sustituye por cámaras frigoríficas, congeladores, armarios o estanterías.

CUARTO DE BASURAS

Artículo 30. Residuos.
En las zonas de elaboración y manipulación de alimentos […]
Existirá una dependencia destinada al depósito de los contenedores normalizados de residuos, convenientemente aislado de suelo a techo y de uso exclusivo, que deberá cumplir las siguientes condiciones:
a) Las paredes, suelos, techos y puerta serán de materiales lavables, impermeables, resistentes al choque y de fácil limpieza y desinfección.
b) Contará con ventilación.
c) Dispondrá de toma de agua y desagüe.
Esta dependencia podrá ser la común del edificio, salvo que los residuos generados en la actividad superen los doscientos cuarenta litros diarios, de acuerdo con lo dispuesto en la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos, de 27 de febrero de 2009, en cuyo caso, el cuarto de basuras deberá integrarse en el propio establecimiento.
En los establecimientos agrupados, el cuarto de basuras podrá ser el común para todos los establecimientos integrados en los mismos, siempre y cuando cumplan las condiciones previstas en este artículo.

Por lo que, justificando adecuadamente que no se van a generar más de 240 litros de residuos diarios, se podría utilizar en su caso los cuartos de basuras del edificio. Eso sí, se deberá tener acceso libre a dicho cuarto y éste debe disponer de grifo, desagüe y ventilación.

En caso contrario deberemos contar con un cuarto propio de basuras con las condiciones anteriores y que además: en ningún caso puede servir de paso o comunicar con zonas donde se almacenen o manipulen alimentos, comedor o con las salas de estancia de niños.

 

Un supermercado que funcionaba bajo licencia de almacén

El informe pericial del Consell revela múltiples irregularidades en la concesión de licencias durante el periodo en que el difunto Antonio Huerta ejerció de arquitecto municipal en Sant Josep, entre 1996 y 2006. Casi todos los proyectos analizados fueron redactados por Pilar Fernández (Keltike S.L.), pareja del hijo de Huerta. Muchos de ellos fueron informados por el arquitecto municipal, aunque también lo hizo el exaparejador municipal Julio Blanco, que no está imputado en la causa.
Licencia actividad supermercado
Uno de los expedientes más llamativos es el que afecta a la licencia que el Ayuntamiento concedió en diciembre de 2003 para la construcción de un almacén en el punto kilométrico 1.4 de la carretera de Sant Josep, en Can Bellotera. Este proyecto, redactado por Fernández, fue informado favorablemente por Blanco, después de que el promotor introdujera algunos cambios a la propuesta inicial rechazada.

En abril de 2005 el promotor solicitó el final de obra a nombre de Natalhecsa SL (entidad a la que se le transmitió la licencia de obra), aunque, curiosamente, las fotos que se adjuntan «no se corresponden con las de un almacén, sino a un establecimiento comercial denominado Supermercado Eroski Center», puntualiza una arquitecta del Consell en su informe. Pese a ello, Blanco informó a favor del final de obra tras «comprobar» que la construcción de «los locales [tres en planta baja]» estaba terminada y se ajustaban a la licencia dada.

En su informe, la técnica del Consell concluye que no se podía emitir informe favorable para la concesión de la licencia de un almacén, con una superficie de 700 metros cuadrados, porque no consta la existencia de proyecto de parcelación ni estudio global del área de actuación tras la modificación de su delimitación. Además, destaca que el proyecto incumplía la ordenanza 2 de las Normas Subsidiarias que permite edificar almacenes de 300 metros cuadrados como máximo siempre que estén vinculados a una actividad, lo cual no se daba en este caso.

Pero es que, aparte de estas irregularidades, el peritaje indica que dada «la realidad ejecutada» (un supermercado), se tendría que haber tramitado primero la correspondiente licencia de actividad previa a la de obras. Además, en el momento en que se tramitó el permiso, según la Ley 11/2001, este establecimiento no podía tener una superficie útil para la venta y exposición superior a los 600 metros cuadrados.

Edificación de 46 estudios y locales sin licencia localizada. En junio de 2003, Sol Bay S.A. pidió licencia para construir 46 estudios y locales en Sant Agustí, con un proyecto de Pilar Fernández. Huerta informó a favor de la concesión de la licencia, pero no aparece en el expediente ningún acuerdo más por parte del Ayuntamiento. Así, el informe del Consell señala que dichas obras se encuentran «muy avanzadas», pese a que no consta autorización alguna en el expediente. «Se desconoce si existe en otro», indica la técnica, que agrega que el arquitecto municipal «no podía emitir informe favorable» a la petición de licencia porque no consta el proyecto de parcelación definitivamente aprobado ni ningún estudio global del área de actuación, que es lo mismo que en el caso del supermercado y la mayoría de los otros expedientes irregulares analizados.

Además, la fachada del proyecto invadía espacios libres de uso público.
Licencia funcionamiento supermercado
El proyecto en Cala Vedella de la empresa del hijo de Huerta. El informe pericial del Consell revela que el exarquitecto municipal de Sant Josep informó a favor de un proyecto para reconvertir una vivienda en cuatro aparejadas con jardines y piscinas independientes, en una parcela de Cala Vedella. El promotor es Euro Consult y Trading S.L., en la cual Antonio Huerta Chamorro, hijo del exarquitecto municipal, figura como «administrador mancomunado», según el informe. Este proyecto fue redactado por Pilar Fernández.

Más info.