En Barcelona la justicia cierra cuatro guarderías sin licencia

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado al consistorio a “acordar el cese inmediato de la actividad y la clausura” de cuatro centros del distrito: Mafalda II, Niu, Xerric-Xerrac y Esclop.

Joan Lluís Liste siente que el Ayuntamiento de Barcelona le ha llevado a la ruina. En 2008, el consistorio hizo público que iba a clausurar su guardería, La Granota, con el argumento de que no tenía licencia. El anuncio hizo que Liste perdiera la mayoría de matriculaciones y le obligó a despedir a una treintena de trabajadores. También provocó su ira: desde entonces, el empresario batalla para lograr que el Ayuntamiento clausure otras guarderías del Eixample que (éstas sí) operan sin licencia.

guardería

La resolución, que es firme, considera que el empresario tiene un “legítimo interés competitivo” para interponer la demanda, ya que las cuatro guarderías están ubicadas en el Eixample y debe competir contra ellas para captar alumnos. “Es competencia desleal, son guarderías clandestinas”, explica a este diario Liste.

La sala de lo contencioso-administrativo del TSJC agrega que los cuatro centros carecen de la licencia ambiental municipal, que es obligatoria, por lo que deben ser clausurados. Desde que se interpuso la demanda ha pasado tanto tiempo que dos de ellas, de hecho, ya no funcionan: El Niu y Xerric-Xerrac. Liste denuncia que esas dos guarderías tenían ya una orden de cese de actividad del Ayuntamiento pero que han tenido margen suficiente para seguir operando. Liste dirigió su demanda contra esas cuatro guarderías privadas porque dice que son las que “reciben subvenciones públicas”. Todas ellas tienen capacidad para más de 100 alumnos y el propio ayuntamiento reconoció, según la sentencia, “la falta de titulación” ambiental. Las guarderías privadas precisan de dos licencias: una, de Enseñanza; la otra, del Ayuntamiento. De esta última carecen la mayoría de establecimientos, según el empresario.

Liste va a exigir la “ejecución inmediata” de la sentencia. Cree que ahora es el mejor momento porque no afecta tanto a los padres, ya que aún no ha empezado el curso escolar. También pedirá que los centros devuelvan el dinero público que han recibido y prevé querellarse contra varios exresponsables municipales por prevaricación.

Origen: La justicia condena a Barcelona a cerrar cuatro guarderías sin licencia | Cataluña | EL PAÍS

Hasta cuatro años para solicitar la licencia de actividad en un Ayuntamiento

La actividad que Tadarsa Logistics S. L. plantea en la zona logística del puerto, al lado de los nuevos muelles de la margen derecha, está sujeta a las prescripciones del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, debiendo tramitarse por lo tanto ante el Ayuntamiento de Avilés.

Puerto mercantil

Tras el visto bueno medioambiental dado por el Principado, la empresa dispondrá a partir de ahora de cuatro años para solicitar la licencia de actividad para poder llevar a cabo el proyecto de adecuación del espacio y la construcción de la nave que se plantea. De hecho, el Ayuntamiento llegó a paralizar las obras de explanación de la parcela, por considerar que esa actuación se había excedido del planteamiento inicial.

Desde el Grupo Daniel Alonso no se ha explicado aún si el proyecto tiene ya la urgencia con la que se había planteado en un principio o si el acuerdo alcanzado con ArcelorMittal para la utilización de las antiguas naves de Laminación Oeste -convenio adelantado en exclusiva por LA VOZ DE AVILÉS el pasado 29 de abril- le permite acompasar ahora el proyecto del puerto. El grupo ocupará 25.300 metros cuadrados en las antiguas naves de la empresa siderúrgica para dedicarse en ese espacio a la construcción de las piezas destinadas al proyecto Wikinger de Iberdrola, en el Mar Báltico. Un proyecto de 90 millones de euros que afronta ya el grupo avilesino tras formar una ‘joint venture’ con Navantia Ferrol.

Más de 500 empresas iniciaron su actividad mediante ´licencia exprés´

El Ayuntamiento concede 533 aperturas de negocios desde hace tres años tras agilizar la tramitación

Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Lorca ha concedido 533 ‘licencias exprés‘ para la apertura de empresas y negocios desde que implantó esta fórmula en el año 2012 y solo en los primeros cinco meses de este año ya son al menos 90 los empresarios que han escogido este sistema, el cual agiliza la tramitación para la apertura de un establecimiento.

La expedición de la ‘licencia exprés‘ permite el inicio inmediato de la actividad, ya que solo requiere que los empresarios efectúen una declaración responsable en la que asumen el cumplimiento de toda la normativa aplicable a su establecimiento (con una posterior verificación e inspección por parte del Ayuntamiento).

El concejal de Urbanismo en funciones, Francisco García, recordó ayer que en los casos de ‘licencia exprés’, el ajuste del establecimiento a la normativa es revisado e inspeccionado con posterioridad por parte de los servicios técnicos municipales, que supervisan las instalaciones. Entre los meses de enero y mayo el número de expediciones aumentó un 8,43% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que ha permitido la apertura de 71 comercios, diez salones de belleza, seis centros de formación, dos oficinas bancarias y una técnica.

Francisco García expresó su satisfacción respecto a este incremento, destacando que «estamos hablando de una realidad que refleja que la apuesta por seguir generando empleo y por el perfil de nuestra ciudad como referente comercial y de servicios a nivel supracomarcal».

Para García los datos evidencian además «la reactivación del tejido socioeconómico» de Lorca, así como «la mejora económica y comercial» de la ciudad tras la crisis económica general, amplificada en el caso del municipio por dos catástrofes naturales, como los terremotos de 2011 y las riadas de 2012.

El Ayuntamiento aplica la máxima bonificación al ICIO

La Junta de Gobierno reducirá en un 95% la cuantía del Impuesto de Construcción a familias y pequeños negocios.
  • Se bonifican todas las construcciones, instalaciones y obras en un 95% (el porcentaje máximo de bonificación).
  • Se establece un límite máximo de la cuantía de la bonificación de 3.000 euros.
  • Alrededor del 90% de todas las obras del municipio se verán casi exentas del ICIO desde que entre en vigor la nueva bonificación.

expedeiente


 

La Junta de Gobierno ha acordado  reducir la fiscalidad del ICIO, el  impuesto sobre construcciones o instalaciones que exigen disponer licencia, para aquellas actividades que impulsen la economía y el emprendimiento. La bonificación se aplicará a todas las obras, lo que supone que el impuesto prácticamente desaparecerá para el 90% de las que se realizan en el municipio  y coincide con aquellas que suelen acometer las familias con rentas pequeñas y los pequeños negocios.

La Agencia Tributaria del Ayuntamiento de Madrid (ATM) ha estimado en quince millones el importe que se dejará de recaudar por este impuesto como consecuencia de esta medida.

La medida, que entrará  en vigor en mayo, consiste en reducir la fiscalidad del ICIO, para las obras que impulsan la actividad económica y en definitiva favorecen el emprendimiento.

Por esta razón, desde la ATM se ha considerado adecuado utilizar la bonificación potestativa que permite la Ley de Haciendas Locales y establecer una  bonificación con las siguientes características:

  1. Se bonifican todas las construcciones, instalaciones y obras en un 95% (el porcentaje máximo de bonificación).
  2. Se establece un límite máximo de la cuantía de la bonificación de 3.000 euros
  3. Lo anterior implica que para las obras de coste inferior a los 80.000 euros aproximadamente, se verán beneficiadas de la bonificación máxima (95%). Esto supone que alrededor del 90% de todas las obras del municipio se verán casi exentas del ICIO desde que entre en vigor la nueva bonificación

A partir de dicho coste de obra, y dado que la cuantía de la bonificación sería de 3.000 euros, este importe equivale a un porcentaje de bonificación decreciente en relación con el coste de la obra (a mayor coste de la obra, menor importancia relativa de esos 3.000 euros de bonificación sobre la cuota del ICIO).

Se trata de una bonificación que se aplica condicionada a la declaración de especial utilidad municipal por el Pleno del Ayuntamiento. Por tanto, el contribuyente incluirá en su autoliquidación del ICIO la aplicación de la bonificación (equivalente a la solicitud) y dichas solicitudes serán objeto de remisión mensual al Pleno municipal mediante relación informatizada que permita identificar aquélla y consiguientemente, la obra. De este modo, se agiliza sobremanera el trámite administrativo de declaración de utilidad en beneficio del contribuyente y de la propia eficacia administrativa establecida en la Ley 30/1992.

Impacto en el Empleo

La Ley Reguladora de las Haciendas Locales permite una bonificación del ICIO de hasta el 95 por ciento a favor de las construcciones, instalaciones u obras que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales o de fomento del empleo.

La bonificación máxima afecta a las obras cuyo montante total, la base imponible del impuesto, sea inferior a los 80.000 euros, por lo que se está orientando hacia obras acometidas por las familias, especialmente las de menor renta, y pequeños negocios. Pero ello no implica que el resto de las obras cuyo coste sea superior a esos 80.000 euros no tengan bonificación, sino que el importe de la misma se limita a 3.000 euros.

Los pequeños negocios ya gozaban desde finales de 2013, en el caso de nuevas actividades,  de la posibilidad de una bonificación en los primeros 45.000 euros del coste efectivo de las construcciones, instalaciones y obras realizadas. El proyecto contempla incrementar ese límite hasta los 80.000 euros para seguir disfrutando de la bonificación máxima del 95%, y para obras de mayor coste la bonificación se limitaría a los 3.000 euros.

Implantar una bonificación del 95% en el ICIO, para los primeros 80.000 euros de coste real y efectivo, conllevaría, de un lado, un ahorro para las familias de 2,7 millones de euros; y de otro, una generación total de empleo, derivado del aumento de actividad, de unos 870 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo.

Asimismo, esta bonificación supondría unos menores costes de actividad para las empresas de unos 12,3 millones de euros, que podrían ser aplicados directamente a su actividad productiva.